TU, TI, TE...CONTIGO

La gran pregunta es: ¿Es que hay más de una forma de masturbación masculina?. La respuesta es siiiiiiii.
Si la autoestimulación femenina admite diversidad en función de gustos y preferencias, en el hombre también se contemplan distintas técnicas, para adaptarlas al tamaño de la mano, del pene, y de la predilección de cada uno.
Algunos hombres encuentran excitación al alternar la estimulación manual del glande con la de los testículos y la del perineo (entre el ano y el pene). Puede introducirse distintos ritmos (regular o irregular) y distintas velocidades. De la misma forma que en la mujer, el papel de la mente (visualizar fantasías, recordar encuentros pasados, jur, jur) es más que relevante para intensificar las sensaciones placenteras.
No obstante, mis queridas lectoras, también es interesante y curioso aprender, indagar y sobre todo preguntar al otro lo que quiere, lo que le gusta, el sexo es un toma y daca (huy, esto ha salido así, expontáneo) así que si tu quieres que te agraden, tendrás que agradar tu también.

Estimulacion del Pene
* Mientras se acaricia el pene suavemente, tocarse los testículos y hacer un movimiento “Hacia abajo, como si estuviera tirando de ellos”.
* Puedes utilizar un gel lubricante, aceite o saliva, con una mano para acariciar el pene y el glande y la otra mano para frotar el área hacia los testículos.
* Abraza el pene con el pulgar y dos dedos de cada mano y mueve de abajo arriba hasta terminar el cuerpo del pene. Este movimiento se puede hacer con toda la mano.
* Tomar los testículos con una mano y mover el pene de arriba abajo con la otra.
* Variar el ritmo hasta llegar a punto de orgasmo para interrumpir y volver a empezar hasta aproximarse al orgasmo. Hacerlo varias veces antes de finalizar. Se puede presionar los testículos al terminar.
* Durante la masturbación masculina trata de respirar profundamente cuando se aproxima el clímax. Esto es un buen ejercicio para el tratamiento de la eyaculación precoz.

Etimulación anal y prostática
* Al igual que con la mujer el ano es sumamente sensible, pero en los hombres es todavía mas, ya que se conecta directamente con la próstata, que en opinión de muchos expertos es el punto G masculino.
* Una técnica es acariciar el pene mientras acompañas esta masturbación de la inserción de uno o dos dedos en el ano hasta llegar al clímax.

Estimulación de los testículos
* Toma el pene con una mano y usa la otra para cubrir y acariciar la zona entre los testículos y el ano. Esta zona es muy sensible.
* El escroto (bolsa que contiene los testículos) es similar a los labios exteriores de la mujer, por eso aunque las caricias y los besos produzcan sensaciones muy profundas, hay que manejarlo con cuidado ya que son un órgano muy delicado.

Otras técnicas para la masturbación masculina
* Entre mas contacto más placer. Rodea el pene con toda la mano, y deslízala hacia arriba y hacia abajo.
* Cuando el pene es pequeño, esta técnica es útil. Sitúa cuatro dedos en la parte de abajo del pene y deja el pulgar arriba y comienza a acariciarlo recorriendo el pene con tus manos.
* Toma el pene como si fuera un lápiz. Esta técnica te permite palparlo, pero hay menos contacto.
* Utiliza una mano para acariciar el escroto mientras con la otra mano te masturbas el pene. Puedes cruzar los brazos. Te parecerá como si estuviera otra persona acariciándote el escroto.
* Frota el glande con una mano y desliza la otra hacia arriba y abajo por el cuerpo del pene. El placer se aumenta aun más si utilizas lubricante (o saliva).
* Envuelve el pene con ambas manos, una cerca de la base y la otra cerca de la cabeza del pene. Muévelas rítmicamente hacia arriba y abajo o bien, hazlo en movimientos contrarios.
* Lubrica el glande del pene y el pliegue entre dos de tus dedos (preferiblemente entre el pulgar y el índice). Coloca el pene entre estos dedos y comienza a masturbarte con el típico movimiento hacia arriba y hacia abajo. Utiliza tu otra mano para acariciar el escroto o ano.
* Usa solo el pliegue de la mano para acariciar la cabeza del pene. No uses los dedos por que la sensación no será igual. No olvides el lubricante. En este caso , el ir despacio, será la clave del placer.

Existen multitud de variaciones según el empleo de movimiento circulares, rotatorios, o la utilización de las dos manos. Actualmente se ofrecen cursos con vídeos interactivos por si a alguno se le acaba el repertorio y quiere ampliar sugerencias.
Así que nada, disfruta y sobre todo..GOZAAAAA !!!!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
me voy al baño a probar jejejeje....como se aprende con LaPerlaPedia....

Entradas populares