DIME COSAS SUCIAS

 
Queridos fans...
La mayoría solemos estar callados durante el sexo o, como mucho, dejamos que se escape algún gemido, quejido o jadeo o una sucesión de ellos.
Liberar los sonidos durante el sexo y gritar cuando te apetece intensifica el placer… El propio y el de la pareja.
Hablar de sexo nos gusta, pero podemos ir un paso más allá y volvernos descaradas u osados para pedir lo que queremos en la cama, en momentos clave o con instrucciones tan precisas como sinceras para comunicarle que nos encanta lo que nos hace.
Cada pareja debería experimentar para ver qué le gusta al otro y qué le gusta a uno mismo, como siempre digo: libérate y disfruta.

Algunas ideas:
*Describe lo que vas a hacer. Lo disfrutará dos veces: cuando se lo digas y cuando lo hagas. El placer no se multiplica por dos sino por mil. Sobre todo si, de vez en cuando, le dices que vas a hacer algo y haces otra cosa o esperas un poco para hacerlo.

*Ordénale que te pida lo que quiere. El que pide tiene que ser claro y dar detalles sobre la acción concreta que desea y cómo la desea.

*Radia lo que estáis haciendo con todo lujo de detalles y pidiéndole que se fije: “Mira como…” es una buena introducción a todo tipo de descripciones sexuales.

*Crea una fantasía erótica en la que interpretéis un juego de rol. A veces lanzarse a hablar es más fácil si creáis personajes diferentes a vosotros y os sumergís en una escena. Usad tres o cuatro elementos de atrezzo para entrar mejor en el papel.


*Cuando esté a punto de tener un orgasmo, háblale al oído o pídele que te mire a los ojos y que no aparte la vista. Si deja de mirarte ordénale: “Mírame”.

*Poneos en situación y copiad las frases de una película porno. No me digas que no has visto ninguna!.

*Pregúntale, de vez en cuando, si le gusta lo que le haces y que te diga por qué. Los jugosos detalles en el “hablar sucio” crean un ambiente más tórrido y hacen que la excitación crezca.

*Halaga a tu partenaire por lo bien que lo hace, lo que te hace sentir o lo atractivo, guapo y deseable que es, por completo o por cada parte de su cuerpo.

Frases calientes
Puedes decir cualquier cosa que te pase por la cabeza y sea descocada, desvergonzada y políticamente incorrecta, pero hay algunas frases que son (casi) éxito seguro. Son una forma de empezar hasta que te sueltes…
No se trata (en esta ocasión) de expresar frases de amor sino frases atrevidas o incluso obscenidades (ojo, no es necesario insultar). Las hay para todos los gustos: desde algunas más sutiles a otras francamente bestias y malsonantes pasando por otras bastante directas. Pero es sólo un juego…

En el sexo y en la guerra todo vale.

Ejemplos
Cómeme… (lo que te apetezca).
Dime guarradas
Me pones muy cachond@.
Muérdeme.
Hazme lo que quieras.
Cómeme toda.
Fóllame (directo, sencillo, contundente y tremendamente efectivo).
Métemela poco a poco.
Me encanta sentirte (aquí se puede poner una palabra muy gráfica y descriptiva).
Métela hasta el fondo, quiero sentirla.
Adoro tu verga (la palabra vulgar más usual es el doble de efectiva).
Me encanta hacerlo contigo.
Soy tuy@
Más fuerte, dame más.
Disfruto muchísimo contigo.
No te preocupes por mí, hoy quiero que disfrutes tú.
Eres una gata salvaje.
Me encanta que seas tan caliente
Eres la reina del sexo.
Te siento muy mojada.
Soy tuy@.
Te voy a comer toda.
Pídeme lo que quieras.
Quiero sentir como te corres.


Chic@s, imaginación al poder y recordad...que estamos jugando para pasarlo muy bien.



LaPerla

Comentarios

Entradas populares