Sexy Sadie en Verde.

Sexy Sadie: Valencia 24.09.11




Era su primera vez. Verde había escuchado muy poco de ese grupo con nombre rarito.Le habían dicho que se separaban otra vez, que esta era la última oportunidad de verlos en directo.Verde lo dudó... apenas 10 segundos después ya estaban las entradas listas. Sería la oportunidad de compartir su música y de paso filtrar todas las imágenes evocadoras a través de una lente especial.

Había que llegar pronto, la sala Wah Wah es pequeña y quería la primera fila para observar todo con detalle.Parece que no se llena, seguro que los conoce alguien... todo se disipa cuando de repente le toca firmar un regalo fan que les darán, les daremos, al grupo a mitad de concierto. No sé que poner, no sé... da igual, escribe una frase perfecta y la miniguitarra Sadie pasa por las manos de todos los fans antes del concierto. 
Ese momento está a punto de llegar. ¿Que tenemos que inflar unos globos de colores? Globos perfectamente inflados y listos para liberarlos en el salto del grupo al escenario.Si esa coreografía sadie está dirigida por María de Yecla todo cuadra y tiene sentido.

Globos volando, lente preparada, primeros acordes... todo se revoluciona en un segundo y el tipo ese al lado de Verde no para de flipar y saltar con la camiseta escrita "We are Sadies".
Click, ISO, obturador... acordes que retumban por toda la sala mientras esos fans cantan todas las letras en un inglés mallorquín. Verde quizá piensa que son una secta, pero reconoce que suenan muy bien. El tipo de la camiseta Sadie no para de cantar y saltar. Verde filtra todas esas imágenes y disfruta de Sexy Sadie en un excelente concierto del cual se lleva un gran recuerdo y un puñado de instantáneas hechas con insospechado buen ojo.

El tipo de la camiseta Sadie está orbitando en el espacio, en su cara se reflejan tal cantidad de emociones que es casi imposible saber si son de gozo supremo al disfrutar de una de sus bandas vitales, o bien si es de pena ante uno de los últimos conciertos que podrá ver de ellos.
Take from me what I need to leave... se cerraba el concierto y la calma volvía. Toda la primera fila era digna de ver, cabezas sudorosas y rostros con sonrisas que celebraban el triunfo de una banda épica, que siempre ha ido a pulsar la fibra sensible de aquellos que hemos querido ser drogados. En el caso del tipo de la camiseta Sadie, le explica a Verde, desde que en 1996 le pasaran aquella cassette con el onion soup remixed by big toxic no ha podido evitar convertirse en un verdadero devoto Sadie.

Sexy Sadie se despide, quizás para siempre, de la escena musical, pero han calado tan hondo entre muchos de nosotros, que será imposible que su música no me emocione cada segundo de mi vida.

GRACIAS SEXY SADIE, FOR EVER.
 

fotos: Laura Ascaso (laurascaso)
(mil millones de gracias :)

A
Verde
Gracias por Compartir con C!
 siempre

#toeissexysadie#

Comentarios

Entradas populares