Una noche Mona y Ártica.

Una noche Mona y Ártica.
patrocinada por: Miles Kane y sus 40 minutitos de trallazos + Arctic Monkeys y su ROCK N' ROLL.
público: Yo solo + otros 15 mil desmadrados.

Acudir a un evento de estas características solo, ya me infundía demasiado respeto. Alvarito (al cual dedico todas estas letras con cariño) no pudo acompañarme y allí me encontré entrando en la pista del Palacio de Deportes después de un camino con parada en mi set de chapas y los aseos, que luego estaban muy lejos.
Fue pisar la pista y hacerse la oscuridad total, fuera esperas pesadas y al grano. El amigo Miles Kane se planta en el escenario (pertrechado con unos superfocos traseros a modo de girasoles) y sale a comerse el mundo. Con una actitud apabullante y unas guitarras aplastantes nos pega en toda la jeta con sus trallazos. Dejando claro que no es ninguna comparsa con "enchufe" me deja totalmente extasiado, sorprendido y por momentos metido en la vorágine del buen BritPop de los 90. Y es que no escuchar a propósito al bueno de Miles en todos estos meses tiene sus frutos, yo quería verlo en directo sin haberlo investigado antes, probar la experiencia y ver que me causaba. Lo dicho, soy un fan Kane convencido. Un 10 para sus minutos y con ganas de volver a verlo.

Veintitantos minutos de larga espera solo y sin 3G para digerir al telonero de lujo y se hace de nuevo la oscuridad. El señor Turner y compañía con su atuendo de "Rebeldes" se ponen de lleno con su propuesta de guitarras saturadas de Rock N' Roll. Comenzaba mi esperado concierto de este grupo al que sigo desde sus inicios (tengo sus primeras canciones descargadas del myspace). Han facturado el que para mí es mi disco internacional del año, el Suck it and See, y como bien pensaba y dada su contundencia, tocan casi en su totalidad. 
Arctic Monkeys imponen un ritmo frenético con golpazos y recuerdos a temas insignia, la 2ª del set Teddy Picker y yo ya estoy levitando, y el concierto sube y sube sin respiro. Con un público totalmente entregado y un sonido genial, nos dejan patidifusos a todos. Y es que pensar en el rock n' roll actual para mí, es pensar en AM, están un punto por encima de sus contemporáneos y saben como llevarse a las masas por delante.
  

Por no aburrirte con el setlist te diré que fue algo acojonante como engancharon "The view from the afternoon" + "I bet you look good..."
Y la noche tocaba a su fin, con sus bises correspondientes. "Suck it and see" fue la única que sonó calmada dentro de la noche realmente intensa y llena de volumen.
Gracias, luces y música ambiente. Todos fuera con sonrisa y zumbido en los oídos.
Valorar un concierto así tiene muchos puntos de vista. Ya habrás visto y leído en los miles de medios que reflejan el conciertazo que dieron los amigos árticos en esta noche de viernes: la unanimidad en la excelencia del sonido y repertorio; otros dirán que ha sido un concierto correcto pero corto y sin sorpresas; algunos dicen que faltaron temas insignia... 
Para mí, ha sido una de las grandes experiencias de ROCK N' ROLL desde que mis amados Oasis dejaron la escena. Sé que etiquetar es difícil e innecesario pero te aseguro que salí del Palacio repitiendo una y otra vez esas palabras R n' R ,R n' R, R n' R, R n' R...
Gracias a los Arctic Monkeys por hacer que esas palabras tengan sentido otra vez.

 a
Stone 79
¡Te lo perdiste, pero seguro que compartiremos muchos más!

Toe

Comentarios

Entradas populares