La Mujer América firma mi paz.



LA MUJER AMÉRICA
sala Búho Real (Madrid)
aforo: lleno a pesar de ser un concierto secreto

Las cosas siempre salen bien cuando se dan las circunstancias adecuadas. Zahara tocando en el Búho Real es como Michael Jordan jugando en Chicago, anota todos los puntos, hace las mejores jugadas y recibe todas las ovaciones merecidas. La Mujer Amérca inundaba la coqueta residencia Real con su disco tóxico en un concierto especial, secreto y medio de prestado. Sabedora de que las emociones cercanas son especialmente sensibles en el Búho (una de las maravillas del sitio con más encanto para conciertos íntimos de Madrid), Z se dedicó a lanzar al aire todos sus intensos temas del segundo disco aderezados con salpicaduras pop del primero. Y es que los temas del primer disco, tan "dulces" comparados con los actuales, fueron perfectos en la noche de ayer, donde Z hizo un apropiado cocktail con su voz espectacular.

En lo personal, hice las paces emocionales con la chica pop. Mi último contacto con ella el pasado marzo en directo provocó un verdadero choque de recuerdos y cicatrices que me tumbaron por completo. Yo vivo la música que me gusta al 200% y eso conlleva ciertos riesgos. Poder disfrutar de sus temas de una forma reposada, saboreando todo, sin cantarlos... simplemente escucharlos con lo que yo considero mi corazón musical, es lo que realmente necesitaba para reconducir mi sentimiento muy personal hacia lo que Z hace.
Ella siempre lo consigue. Consigue ponerme poético, consigue emocionarme y poner una sonrisa en mi boca. Sé que puedo sonar ñoño, pero te aseguro que es así desde que por casualidad vi el vídeo de "La canción más fea del mundo" allá por los principios del 2009. Para mí Z es una artista en el sentido completo de la palabra. Además anoche tuve la oportunidad de charlar con ella, por fin nos conocimos personalmente y ahora sí puedo decir que es una artista de persona también.
Olor a mandarinas sonó para cerrar la hora y poco de concierto Americano. A estas alturas tendrás claro que todos los presentes terminamos completamente encantados, seguros de que una vez más, una noche más en el Búho, Z había anotado récord de puntuación y tenía todas las mejores jugadas del partido. 
Particularmente me quedaré con este concierto en mi sección de Gigantes Instantes. Gigantes Instantes que siempre se amplían cuando Z me ofrece su música y sobre todo cuando yo la disfruto en total condición emocional y pasional.


GRACIAS ZAHARA

a L
(por los momentos escasos pero espaciales)

Toe

Comentarios

Entradas populares