Davile y Jorge: Matellán + Matame Ya.

Zanzíbar
6 de Julio

La música en directo es una delicia. La música en directo emociona. Cuando esa música en directo se plantea como un evento familiar y entrañable cobra una vida especial.
El pasado viernes tenía una cita ineludible con estos dos tipos barbudos. Jorge Ochoa (Matame Ya!) acudía por fin a la capital y lo hacía escoltado por el gran Davile Matellán.
Allí estábamos a las 11 y pico de un viernes de julio Diego Veintiuno y yo esperando a que el concierto íntimo y sensacional empezara. Siempre digo que una de las mayores suertes de estar en "esto" de la música es conocer a gente guay con quien compartirla, y esta noche iba a haber mucha fortuna.


Con el retraso justo de los que se hacen desear y como si fuera el salón de su casa, un poco africano pero salón al fin y al cabo, Jorge subía al escenario con su acústica y las ganas de hacernos pasar un buen rato. De primeras una de las cosas que te impresiona de Jorge es su carisma y buen humor. Dispara chascarrillos y bromas que adornan y acompañan unas canciones geniales. Letras ácidas sobre el amor y el dolor, acordes limpios y ritmos pegajosos. Psicokiller, Mariposas y todo su ep grabado introducen las nuevas canciones que grabará este verano y que suenan sobre el amor pero con algo nuevo y más marchoso, las recibiremos con gran alboroto, os aviso.


Tras este buen rato de risas y melodías todavía nos quedaba la segunda parte del concierto. Con Eme DJ y Diego hablando de bebidas energéticas y yo apurando mi cerveza, en un abrir y cerrar de ojos tenemos a Davile encima del escenario. Y la primera empieza, dejando claro que esta noche es familiar, desenchufa su acústica y toca la canción sentado en el borde del escenario. Chapeaú. Después de este inicio vuelve a su butaca preferente y desgrana sus canciones cercanas y emotivas muy bien acompañado de músicos amigos: a la guitarra Juan Carlos Cárdenas y dos voces magníficas invitadas: Marcos del Valle e Itziar Baiza.
Personalmente me moló Pez de Plomo y Enérgica, la versión de La Sal de los Piratas y la nueva Dirigibles.
Y sin darnos cuenta la música se acaba, bueno, eso no es cierto, Davile en un gesto cumpleañero apunta nuestros mails y nos promete una invitación para la presentación otoñera de su nuevo material, ¡wow, no se puede pedir más!

En mis últimos tiempos que los micros se desenchufen no significa que sea el final de la noche. El tomarse la de después charlando sobre lo que hemos disfrutado se está convirtiendo en un clásico. Y allí estamos tomando el aire fresco y una cervecita claro, divagando sobre la música, la vida y la suerte con Diego, Jorge, Davile y Cris. Un rato exquisito para poner el broche de oro a esta noche especial y acabar con la sensación de tener la inmensa fortuna de conocer a gente que aporta, no solo por su talento musical y artístico, sino por su genial forma de ser. Ah, y ¡qué vivan los bocatas paletos! (coña particular que solo entenderán unos pocos :)
Gracias a Diego por ser la caña, literalmente. Gracias a Davile que es un personaje brillante y a Cris que es un encanto de los pies a la cabeza. Gracias a Jorge porque conocerlo en persona por fin, supera todas las expectativas, eres un grande de verdad.

Toe


Comentarios

Entradas populares