Stay, bienvenidos a la cuarta dimensión.



Sala El Sol, Madrid
27 de Septiembre
Bienvenidos a la Cuarta Dimensión

El pasado jueves los barceloneses Stay pasearon su flamante nuevo disco por la sala El Sol de Madrid. Acompañados por Joe la Reina prometían una noche de sonidos emocionalmente intensos. Lo prometido fue superado con creces.
En física la Cuarta Dimensión se refiere al concepto del Tiempo. Stay desde su primer disco hasta este recién publicado cuarto disco, han apostado por las máquinas del tiempo. Un ir y volver a la época dorada de la psicodelia, el rock británico, el britpop de los noventa, la América guitarrera... todo envuelto en unas canciones preciosistas y llenas de chispas contundentes. Para esta noche tan especial no quisieron reservarse absolutamente nada.
La noche, sin embargo, empezó en el bosque sentimental y folk de Joe la Reina. Estos chicos vascos sacados de una postal de la américa hippy profunda exponen su propuesta acústica con unas voces cuidadísimas. En aparente calma, sus canciones crecen hasta llegar a convertirse en cantos de tribu a la naturaleza y a la vida. Me gustaron mucho y contagiaron a la audiencia de ese pequeño empujón hacia los sentimientos vitales más puros.
Tras el telón de gala de los Joes y con el bueno de Chema Rey (¡Viva el Bulevar!) danzando entre el público y asegurándose que sus apadrinados Stay tuvieran todo listo, los cuatro más uno saltaban al coqueto escenario Solar con caras sonrientes.
Primer tema, primer muro de sonido sónico atravesando nuestro oídos. You got me going aniquila nuestros sentidos con ese rock psicodélico delicado y sobrado de fuerza que practican estos chicos. De ahí en adelante todo fluye y viaja a través de un set lleno de clásicos modernos. Con preferencia hacia su anterior Passport to Freedom y sobre todo a los temazos incluidos en The Fourth Dimension, un disco tan redondo que es imposible no defenderlo en directo casi en su totalidad con energía y pasión.
Me quedo con Everything que me parece una de las mejores baladas de los últimos tiempos, The Change is coming que es un hit redondo y súper The Charlatans, The world is in our hands que fue brutal y la versión que hicieron de George Harrison que bordaron.
Mientras nuestras orejas no podían parar de gozar y comentando el set de guitarras de Jordi con mi compinche Gillespie (enamorados de la Rickenbacker) se nos pasó la hora y pico casi sin pestañear. 
Concierto muy bien resuelto, llevado de la mano de un poderoso muro atemporal que nos hace girar y girar en esta Cuarta Dimensión que va a colocar a Stay en un peldaño superior de nuestra más selecta preferencia patria.
Como broche de oro y con la cara llena de felicidad nos lanzamos al rinconcito del merchan. Allí Chema Rey nos dice un esperad que salen a firmar los discos. Allí, con boli bic en mano, se nos presenta el gran Iván, el bajista danzarín. Agradecidos todos intercambia unas palabras con nosotros y firma amablemente el cd de Gillespie y llega mi turno. Gran concierto le digo, muchas gracias me dice, para quien lo firmo me dice, para Toe le digo, no me jodas que eres Toe... lo demás fueron unos minutillos de risas y abrazos con un tipo genial como es Iván, además el vinilo no puede ser más bonito.
En resumen, un concierto de los que no se pueden olvidar. Una banda, Stay, que te hacen viajar con su música por las cuatro dimensiones y que en directo te hacen directa y llanamente FLOTAR.
Gracias chicos. Gracias Iván. Gracias Gillespie por la compañía, as usual.
Toe.

Comentarios

Entradas populares