Older.

O L D E R


Supongo que hacerse mayor es parte de la vida. Los años pasan, creces y lo que antes veías lejos ahora lo ves cerca. Bien, como se acerca mi trigésimo cuarto cumpleaños en este planeta y aprovechando que llevo canturreando esta gran canción de LA desde hace una semana, pues se me ha ocurrido divagar sobre esto de hacerse más viejo, que no sabio.
La cuestión principal de cumplir años siempre me ha parecido curiosa. De hecho, la mayoría de las veces en mi edad "adulta" (y va entrecomillada porque no sé muy bien si considerarme un adulto, al menos por madurez) me ha sentado mal celebrar mi aniversario. Este hecho, producido más bien por mis tontunas que por tener que hacerme más viejo, siempre me ha llevado de cabeza en los días anteriores y posteriores a la fecha señalada.
Con estos antecedentes... ¿qué narices te puedo contar de este año? Para empezar este año luzco barba. En esa barba se ven claramente bastantes pelos canosos. A mí me hacen gracia, me encandilan y no paro de rascármelos. Y es que este año, después de muchos existidos y de un par de ellos bastante malos, tengo ganas de celebrar mi existencia. No creas que se trata de una catarsis personal o que he tenido un episodio de ver la luz al final del túnel, no nada de eso. Simple y llanamente es un signo de madurez, de paso adelante, de aceptar la realidad tal y como es. Todo pasa, todo ha pasado y todo pasará en su debido momento. Las oportunidades, las elecciones hechas y por hacer... son parte del circo vital. 
Desde luego uno piensa que, con más edad, afinará la puntería y que con la experiencia de los años, esas elecciones darán mejores resultados. Nada, no es así. Visto y comprobado. Lo único que te da la experiencia es esa pequeña cantidad extra de energía y ánimo, de resignación y esperanza, de que lo visto y lo vivido puede ser diferente de ahora en adelante, de que si no te valoras nadie lo va a hacer y sobre todo, que lo que tú no hagas por ti mismo, nadie lo hará por ti.
Sí amigos, esa es la clave bajo mi humilde opinión. Afortunadamente para mí, durante todo mi camino hasta mi barba con canas, he tenido muchas personas bonitas que me han ayudado a poder ver esto. Cuando uno no ve lo evidente y hasta que consigue verlo por si mismo, es misión de aquellos a los que realmente les importas recordarte el mensaje y ser pesados ante tu negativismo crónico.
Aquí viene lo importante, mi razón para celebrar mi existencia. Mi existencia, si es que vale algo en realidad, se debe a toda la gente que me quiere. Por ellos quiero celebrar mi aniversario. Por ellos quiero seguir rascándome la barba. Como puedes imaginar, son bastantes nombres los que poner en esta lista de agradecimientos. No voy a escribir sus nombres aquí, este año, además, se lo pienso decir a cada uno a la  cara acompañado de un gran abrazo y un gracias, gracias esa palabra que poco usamos pero que es tan necesaria y vital en mi ser.
Feliz cumpleaños Toe. Si has llegado hasta aquí posiblemente tú seas una de esas personas en mi lista de nombres a agradecer. No te preocupes... lo sabrás en mi próximo abrazotoe.

Toe.

(pd: dedicado a mi hermano Alfrez :) 

Comentarios

Entradas populares