Los Alimentos, buen provecho.

"¿Y si subimos al piso? ¿Y si tiramos el colchón al suelo?
O fumarnos el último cigarro, o encendernos el primero.
Aguantar la mirada. Uno. Dos. Tres. Una mueca y tu risa.
Abrazar el desgaste, reventar los muelles, mordernos las costillas.
Volver a empezar con el material nuevo, forrado de plástico,
que huela a septiembre.
La falda recta, tus manos, mis manos, la escalera.
Financiar el amor y que siempre nos queden tres plazos."
Marypepa
Poema introductorio de la canción "Una oportunidad". Incluido en el precioso (el libreto más bonito del mundo) cd/libreto del disco de Los Alimentos: San Antonio.

Hola, hoy te voy a hablar de LOS ALIMENTOS, un grupo de Córdoba, República de Andalucía, que hacen POP, sí, Pop con mayúsculas. Me he tomado la osadía de citar a Marypepa para empezar este artículo ya que es la culpable directa de mi enamoramiento alimenticio. Y es que fue ella la que creó mi ansiedad publicando partes de estas líneas en sus redes durante tiempo antes de la publicación de San Antonio. Yo me preguntaba de dónde salía este poemario tan contundente y sobre todo, cual era su función. La respuesta tardó lo justo en aparecer delante de mis ojos. Con la publicación vía bandcamp de San Antonio, empecé a escucharlos promocionados por la devoción y emoción mostrada por Marypepa. Espoleado por su recomendación enfermiza, yo también caí casi al instante. Una primera escucha, un primer flechazo irremediablemente dulce. Canciones pop como deben ser, cantando al amor y al desamor. Aliñadas de guitarras punzantes pero tranquilas, las letras de estos chicos danzan por tu cuerpo de arriba abajo, sin control y llenando de energías las orejas receptoras. Mi sorpresa y bofetón de felicidad aumentó todavía más al enterarme que tenían fecha próxima en la capital. El pasado 10 de Noviembre se presentaron en el Fotomatón, acompañados de Diecinueve. Mi oportunidad se me brindaba en bandeja. Una noche POP para un sábado raro que superó todas mis expectativas y que me hizo arrasar el puesto de merchan.
Diecinueve saltaban al pequeño escenario fotomatiense para poner sobre la mesa las cartas bien pintadas de su "Sigue la luz". Pop con toques rock para unas letras bastante intensas que hablan de Circes, de Jack Shephard y que se llevan de la mano a Logan en su fuga buscando un mundo mejor. Un directo bastante bueno, sin fisuras y muy recomendable. La noche no podía empezar mejor.


¿Dónde va ese tipo tan alto con camisa de los Beatles y una Rickenbacker? Ese tipo tan alto, es Nolo, cantante de Los Alimentos, que prueba sonido poco antes de empezar la actuación. Carta de presentación entregada, referentes visibles que se pueden oír en sus temas. La formación al completo desgranó su San Antonio (con púlpito cercano al escenario lleno de velas y figurita incluidos) con la mejor de sus caras. Y es que está claro que el arma de cualquier grupo debe ser defender su trabajo en directo. Los Alimentos llevan esas melodías sinceras y envolventes a otro nivel. Con unas restricciones evidentes de sonido debido a la sala, los chicos conquistaron nuestras sonrisas, una a una, con la casi totalidad de su nuevo cd, salpicando con algún tema pasado y al menos uno nuevo que sonó igual de bonito. Y no es fácil. No es fácil hacer pop. No es fácil contar historias que duelen con una sonrisa en la cara. Hablar del desamor con tonos bonitos, preciosistas, que permitan leer esas letras, hacerlas personales y digerirlas de la mejor manera, con un buen sorbo de pop. Mi emoción estaba desatada, estaba disfrutando de un directo pequeño de algo muy grande. Personalmente, se me hizo corto. Este primer plato me llenó de todos los sabores frescos que estos chicos sirven con una exquisita guarnición.


Como puedes pensar, mis pasos me llevaron irremediablemente al puesto de merchandising. Allí me esperaba mi chica merchan favorita: Sheila. Gran vendedora pero sobre todo un verdadero encanto de persona que me aconsejó y me presentó al gran Nolo, el cual tuvo el detallazo de firmarme la primera página de este libreto extraordinario que envuelve el gran San Antonio. Por supuesto, allí mismo no paré de presumir que era amigo de Marypepa, incluso les comenté una posible idea para el blog en la que liaría a la propia Mary. Un placer disfrutado, una buena digestión y sonriente a casa.


Yo no soy chef, ni siquiera me gusta cocinar pero este plato no te lo debes perder. Los Alimentos están aquí para dejarte saborear momentos bonitos, sencillos pero no simples, llenos de detalles de vidas imaginarias pero reales, tan reales que duelen con ese dolor que te provoca una sonrisa de oreja a oreja. Híncales el diente, pega un buen bocado y déjate contagiar. Yo estoy completamente infectado, intoxicado de POP, quitando con los dientes este pedacito de San Antonio para hacerlo mío.
Buen provecho.
Gracias Marypepa, por todo, por todo y por esto en particular, tu gusto musical es casi tan estupendo como tú.
Gracias Sheila por ser tan simpática y agradecida, por saber venderme todo y dejarme las cosas fáciles para asistir a este gran concierto.
Gracias a Los Alimentos, vuestra frescura apabulla. Bienvenidos a mi discotoeca.

Toe.

Comentarios

Entradas populares