L.A., luchar y ganar.

 L.A. + David "Tuya"
10.5.13
L.A. llevan dándome razones para sonreír desde el 2009. Su Heavenly Hell supuso un soplo de energía en ese año y para mí fue uno de los mejores discos nacionales. Desde entonces les sigo los pasos y disfruto su música sin parar, como si fuera mi cocktail favorito en mi lugar favorito, una combinación perfecta.
El viernes 10 de Mayo tenía una buena excusa para irme a la Joy Eslava. Dualize se vestía para la ocasión y lucía sus mejores tatuajes emocionales para presentarse en persona y en sensación ante el público madrileño.
Con el sabor dulce del epe SLNT FLM, los chicos crystal clear se plantaban en Madrid para decir y asegurar que la dualidad del bien es más poderosa cuando guardas armas suaves pero intensas en tus cartuchos sonoros.
La tarde de viernes nos sorprendió corriendo para ver a David "TUYA" de telonero excepcional. Con su nuevo invento en solitario y en formato acústico, consiguió captar a un público entrante, cerrar los susurros y cambiarlos por caras de asombro al ver que las canciones cuando son muy buenas, hablan bien alto en cualquier formato. Dando las gracias, nos deleitó con un buen puñado de Waterspot y alguna pieza casi recién escrita. Absolutamente delicioso, lleno de matices, con su voz preciosista, nos hizo caminar para encontrar lo que buscamos bajo la lluvia, atrapar el pastel de la felicidad y sacar todo lo mejor que llevamos dentro a toda costa, aunque no sepan lo que queremos decir (impresionante su tema en bable para cerrar su actuación). 
Entre aplausos y wows nos encontramos en una sala casi completa expectante ante la llamada de Luis Albert y compañía. Atreverse a llenar esta sala con un disco casi recién desembalado era al menos, osado y lleno de atrevimiento. Y la noche no pudo ir mejor.
Muchas veces te he hablado de personalidad y como solo ella puede hacer que las cosas funcionen de inicio a fin. L.A. rezumaban personalidad, los nervios eran pistones carburando hacia una noche inolvidable y la actitud de los cuatro miembros del grupo era la de un bólido dispuesto a ganar la carrera.
El repertorio era casi lo de menos, me gustan todas las canciones... pero es muy necesario que un orden bien elegido golpee, eleve, sujete y desboque a un público deseoso de pasar un rato imborrable. Ellos lo consiguieron, diciendo que Dualize en directo coge una fuerza rockera que catapulta mentes, que las canciones coreadas de principio a fin de su Heavenly Hell están en la categoría de himnos y que los cortes de SLNT FLM son tan bellos como intensivos en el viaje directo desde los sesentas americanos.
La noche fue corta, ellos aseguraban que iba a ser larga pero se nos hizo corta. Una tras otra, las canciones nos saltaban las vallas de lo emocionante, nos sacaban de paseo en el viejo Cadillac más potente que nunca y mordían las heridas abiertas para sacar todos los venenos de una vida que siempre nos ha tratado de forma poco amistosa.
Así fue amigo, cogimos su mano, salimos de la ciudad y vimos que las cosas pasan de ser borrosas a ser cristalinas cuando nos damos cuenta de que existe una dualidad. El bien y el mal siempre florecen, están en nuestra naturaleza más rebelde y aunque nos pasemos la vida preguntándonos por qué, a medida que nos hacemos mayores y miramos el precipio colgados desde un cable de alta tensión, la combinación perfecta es posible, solo tenemos que estar cerca y ajustar nuestro radar emocional. Paremos todos los relojes, el tiempo debe parar reflejado en esa bola de espejo perpetua y abrirnos paso a la pradera. Esa pradera donde cabalgar es la única razón para sentirse fuera del círculo mortal y avanzar hacia adelante.
Y lo consiguieron, la personalidad y la actitud de L.A. ganaron la carrera, llegaron los primeros, quemaron todos sus neumáticos para recibir la mayor de las ovaciones posibles: las cientos de caras medio sudorosas y de amplia sonrisa que despedían al grupo para cerrar la noche del viernes.
Un concierto único, luchador... ganador y que nos acampañará en muchos de nuestros recuerdos más bellos. 
Gracias música, una vez más nos enseñas a cabalgar con trote firme, agarrando las riendas de nuestra desordenada vida para que busquemos la dirección correcta: ADELANTE.
GRACIAS L.A. por todo.
Toe

a Ana White, con cariño y rock

Comentarios

Entradas populares