Al Berkowitz + Zico, pintores diestros.

Oler a pintura fresca. Esa sensación de las cosas nuevas, apañadas, luciendo otras caras y colores por descubrir.
El viernes 25 me fui hasta el Fotomatón Bar para ver el directo de dos bandas que emergen y nos sumergen en dos mundos distintos pero igual de interesantes.
Abrió el bote de pintura AL BERKOWITZ. El trío anda presentando su disco A long hereafter. Nothing beyond. Con la brocha del directo no se dejan ni un hueco sin pintar. Capas y capas de distorsión, de rabia y de rock pesado (con peso intenso) que se mezclan con melodías que nos recuerdan un ayer siempre presente (me gusta pensar en un chupito de the doors) y una buena dosis de guitarras afiladas y disparadas desde una cabeza llena de radios. 
Un set que no dejó casi respiro para asegurar, con brocha fina, que la pintura de estos chicos está empezando a calar, que hay mucho más allá y que después de todo un esfuerzo de trabajar desde la base, poco a poco, las paredes de un público con ganas de escuchar propuestas diferentes, se están coloreando de unos Al Berkowitz que no paran de mejorar y asegurar su buen oficio.
Tras esta primera capa de pintura, ZICO pretendían dar una segunda y definitiva capa a la pintura de la noche de viernes, un viernes concurrido de eventos en la capital. Cambiamos de colores, si con los Berkowitz teníamos colores intensos, con Zico pasamos a los colores más pop, salpicados de rock y con unas letras que hacen de lo más doloroso, trazos bien pintados y capaces de emocionar.
Los sevillanos hicieron sonar las campanas para poner a danzar a todos los fantasmas que no se pueden abrazar. Con su disco Demonios al sol como estandarte, pintaron su capa con artes imposibles, de las que mueren asesinadas. Rebobinaron el cassette de una pasión que convive con las peticiones de un futuro mejor en setenta metros cuadrados y sacaron todas las astillas de una piel que después de todo el llanto, siempre vuelve a reír.

Me alejo un paso atrás, la pared está pintada. Bien pintada, parece nueva, fresca, con ganas de vivir y tener nuevas experiencias. Dos manos diestras que pintaron sus mejores canciones en esta animada noche de viernes y que dejaron el Fotomatón reluciente y a la espera de más y mejores emociones.

Toe.

Comentarios

Entradas populares