Por qué a mí ninguna me quiere (Dobles Fatigas que saben a Gloria)



La trayectoria de Los Planetas es prácticamente inabarcable hoy por hoy. Grupo de culto donde los haya, legiones de seguidores, millones de odiadores, canciones de todos los palos y una carrera de más de 20 años ya, respaldan el buen hacer del combo granadino.
Este año 2015 quizás acabe recordándose como el despertar de esta banda. Latentes y durmientes a partes iguales, dispersos en varios e interesantes proyectos, Los Planetas se han permitido el lujo de dar solo un puñadito de conciertos en los últimos años y desde su Ópera ya lejana, poco hemos tenido para rezarles.
Este mes se han atrevido a publicar un EP con cuatro canciones. "Dobles Fatigas" viene acompañado de toda la expectación de la galaxia y reaviva ese manido discurso de cual de los dos "palos planetarios" usarán en esta nueva entrega.

Estos cuatro temas suenan vivos desde la primera escucha, suenan a Los Planetas de cabo a rabo, tienen todas las atmósferas posibles: venganzas odiosas, maldiciones, amores cósmicos, palmas psicodélicas... letras bonitas y enlazadas con las nubes grises y coloreadas que cualquiera pudiese encontrar en una vida tan difícil como esta.Me gustaría decir que aquí podrás encontrar un "para todos los gustos planetarios" pero eso sería simplificar esta pequeña gran obra. No sabemos qué camino podrán coger a partir de ahora pero quizás me atrevo a decir y asegurar que el formato EP más conciertos de nuevo puede ser una gran vía y una nueva chispa para volver a latir.
Es sin duda El duendecillo verde una verdadera hostia en la cara, inesperada, seca, dolorosa y que te hará sangrar por los cuatro costados. Una descarga atronadora que te deja sin saber muy bien por donde vienen los golpes mientras te justifica, letra por letra, todo lo que has hecho mal y por lo cual pagarás.
Motores de combustión se pierde en las nubes más infinitas. Flota y flota sin parar, se eleva y se queda en el aire, más allá del bien y del mal. Made in Los Planetas, con denominación de origen, única e intransferible, marcha por campos ya no soleados buscando la redención de una escucha atenta y activamente ensoñadora.
Estadística es la preciosidad embotellada del disco. Una bonita melodía que rema con un arpegio infinito mientras canta números irreales o imposibles, según lo mires, mejor dicho, según lo sientas. Preguntas abiertas, como las heridas que no curan, cuyas respuestas quizás no estás dispuesto a escuchar jamás.
La Heroína cierra la última fatiga.Pasos, latidos, soplidos, manos que chasquean historias antiguas de las que oíste hablar en algún lugar recóndito que ni siquiera recuerdas. Bares, esquinas que premeditan muertes repentinas y la mala vida con la que has sido maldecido.

Te hablo desde la enésima escucha, sin parpadear. Tal vez no soy el más adecuado para ser objetivo con Los Planetas, ni falta que me hace, pero te puedo asegurar que personalmente este ep me llena, me da energía y me da nuevas sensaciones que en el fondo son viejas y que siempre hacen y harán... que me guste LA MÚSICA.



Toe.


Comentarios

Entradas populares