Requisitos para ver una persona normal


¿Qué es para ti ser una persona normal? Esta es una pregunta trampa, posiblemente la más tramposa de nuestra existencia. Eso que llamamos vida, eso en lo que vivimos como un mar de estándares en los cuales encajar con el resto, ser uno más de la manada es casi lo obligatorio. 
Leticia Dolera, actriz joven e inquieta española, parece que se tomó más en serio de la cuenta esta pregunta capciosa y decidió elaborar todo un guión completo para contar su visión particular y total. Un debut como escritora-directora que luce en las carteleras desde hace pocos días.
Para poder definir lo que puedes encontrar dentro de esta cajita bellamente fabricada, con detalles únicos, tendría que hacerte una completa diserción sobre el género entero de la comedia romántica "alternativa" de los últimos lustros. No lo voy a hacer, simplemente te voy a contar lo que yo he sacado de ella.
La historia:
Identificarse con los dos protagonistas principales es algo casi natural, te sale sin querer en los primeros minutos del metraje. Ese estereotipo de "perdedor bonachón" en el que todos nos vemos reflejados en alguna parte de nuestra vida cobra un nuevo sentido en el cine patrio con Requisitos para ser una persona normal. Leticia logra perfilar dos seres raros pero reales, con dobleces pero cristalinos, amables y con un carácter que se va desarrollando paralelo a la historia durante toda la película. María de las Montañas y Borja (inmenso el trabajo de Manuel Burque, sin duda mi favorito) son como tú y como yo, son creíbles y mantienen tu sonrisa todo el tiempo, brillante.
El envoltorio:
La factura de la película huele a fresca, huele a homenajes y se distingue por un color intenso, buscando la diferencia substancial con lo que hasta ahora podíamos haber visto con las "comedias románticas" españolas. Esta exquisita capa de sabores a Juno, con pinceladas Wes Anderson, voces en off, un montaje que se convierte en esencial, una banda sonora que acompaña y da aire a la historia de estos dos y una textura vital que se palpa, hacen de RPSUPN algo totalmente disfrutable de cabo a rabo.
Razones:
Si hay moraleja en esta historia, tendrás que encontrarla tú mismo en el final. Si hay sorpresas inesperadas, tendrás que vivirlas tú mismo. Si hay algo que no te he contado pero que te dejará completamente enamorado, tendrás que verlo tú mismo. Ahora bien, lo que sí te puedo contar es que la disfruté al completo, que me encantó por fin decir eso de dinero bien invertido, que me quedé con ganas de verla otra vez, que me dieron ganas de irme de cañas con los dos personajes... que me provocó una sonrisa duradera, de esas que se quedan en el consciente y viviente de tu alma treintañera.

Comentarios

Entradas populares