New Day no es casualidad


Las cosas tienden a pasar por casualidad. Realmente no creo que esta afirmación se pueda aplicar a la música.
Un tarde escuchando Disco Grande, el bueno de Julio puso una canción llamada Stay. Durante dos días o tres dejó el misterio en el aire. Sin decir qué banda estaba detrás de la gran canción, solo dio pistas de que se trataban de "veteranos" veteranos haciendo un proyecto nuevo.
La semana siguiente, Amparo, Samuel y Jota estaban en el programa de Radio 3 poniendo 4 canciones de lo que iba a ser su primer Lp como NEW DAY: Sunrise.
Unos días más tarde fui invitado a la presentación de esas canciones en un concierto de tarde en Costello. New Day me conquistó, su energía y su frescura eran imparables. Tanto es mi enamoramiento que he estado en 4 de los 5 conciertos que han dado en Madrid (aunque técnicamente hablando en formato sala solo he visto dos).
El sábado 6 de enero de 2018 tocaron en la Sala El Sol. Lo que para algunos se presuponía como una fecha mala de vacaciones se transformó en una noche magnífica de sensaciones.
Con la sala casi llena a eso de las 21.30 se podía palpar en el ambiente que había ganas de conocer y dejarse embaucar por estos sonidos que nos esperaban. 

Gut Derby (guitarrista de Mechanismo) se atrevió a romper la fría noche siendo el acto de apertura. Armado con su Gibson eléctrica interpretó de forma cruda algunas de sus composiciones en inglés. Entre luces oscuras y un ambiente adecuado, supo dar a conocer su pequeño mundo que resonó más que interesante en la media hora de la que dispuso.
Cables fuera, pedales dentro... unos veinte minutos más tarde presenciamos como la banda de tres saltaba al escenario con cara de tensión. Esa mirada de "Mirad lo que tenemos por delante" rompía con el primer buenas noches y nos abría los oídos ampliamente. New Day pueden ser muchas cosas pero desde luego tranquilos y bajos, no. Ordenando el tracklist de su disco como mejor entendieron, fueron dando todo lo que tienen registrado en Sunrise. 
Energía positiva, enchufe emocional y melodías atractivas se entremezclaron entre las palabras de Amparo (cada día se cree más una frontwoman capaz de llevar a buen destino el vuelo de este pájaro llamado New Day) para desvelar a seguidores y newborns el porqué de sus cosas y las intenciones de sus canciones.

Momentos estelares hubo muchos, personalmente me quedo con la interpretación de Free que creo que es un himno mucho mayor de lo que ellos mismos pueden llegar a pensar y Stay (con Jota de kamikaze) que siempre flota de una manera tan elegante, tan preciosamente que contagia a todo el público. 
Quizás podría analizar el truco de magia. Amparo es una magnífica compositora de canciones noventudas, domina su Fender y sabe que con la mano derecha se lleva a todos de calle. Jota Armijos domina su batería y como si fuera un tanque robusto y fiable, sus baquetas respaldan las melodías de forma inmejorable. Samuel Titos es energía latente que va acelerando mientras anda, baila, agita su pelo y tira tercios de cerveza por todo el escenario, sus cuatro cuerdas hacen de él es escudero perfecto para Amparo.

Las casualidades no existen si no las buscas con tu espíritu y tu corazón en la misma mano. New Day se atrevieron y se atreven a seguir su camino auténtico, diferente (no digo mejor ni peor) a casi toda la escena actual. Se sirven de sus horas de vuelo y su conocimiento musical para lanzarse en esta aventura fresca, sin ataduras y que gusta. Es por todo esto amigo que el concierto del sábado fue una verdadera alegría. Es por todo esto amigo que debes escuchar y seguir sus pasos. Es por todo esto que te aseguro que Sunrise y todo lo que venga por delante, también será parte de tu amor musical.


Toe 
álbum completo de Photovisiones AQUÍ

Comentarios

Entradas populares de este blog

El WIC, un brote de mala hierba en un cráter de Saturno

No soy un fotógrafo profesional

Junior en Junio