Emitiendo bajo el radar.


Los hechos son los siguientes. Hoy hace 10 años este blog comenzó a funcionar. El primer post que yo mismo subí justificaba la extraña decisión de hacer un blog en blogger, herramienta al alza por entonces, donde dar cabida a todas nuestra cosas raras. Era gratis, era fácil, se usaban seudónimos... y podía hablar de absolutamente cualquier cosa. 
Cierto es que desde el principio me quedé en la música, en lo que me hacía y hace sentir. Siempre sentí la necesidad de expresar mi admiración por aquellos que disponen del talento artístico y la inquietud de intentar convencer a otros ajenos de que también podían convertirse en propios.
Han pasado ya diez años (tranquilo que no es una mierda de esas del ten year challenge) y este blog vive sus momentos menos activos. La vida y sus avatares dan y quitan tiempo según para que cosas. La verdad es que estoy más involucrado en la música que nunca antes en mi vida. La perspectiva del escritorio casero y solitario de aquellos 2009-2010-2011 queda muy lejana. He pasado a tener un papel activo en muchas movidas. Lo llamo movidas porque siempre significan movimientos.
Ahora hago fotos, organizo eventos bonitos, conozco a mucha gente y a muchas personas (afortunadamente), disfruto de conciertos de forma casi diaria a veces y no paro de idear maneras para que los artistas salgan a la luz, para que el talento de esos pocos llegue a otros muchos.
La Butaca Music, El Ático de Malasaña, el Winter Indie City, el TAC... son todos refugios donde yo humildemente busco cobijo a mis ideas. Ideas que siempre buscan el beneficio ajeno, sin interés mal entendido. Es una tarea bonita y agotadora. Tengo suerte de contar a mi lado con mi compañera vital. Ella es capaz de completar y dar alas a todas esas movidas que quizás antes se perdían para siempre en un cuarto de estar oscuro. Ella es mi verdadera música.
Es posible que este post no suponga casi nada para las estadísticas de un mundo cada vez más empeñado en ver solo números. Para mí este post supone un punto y seguido. Pienso seguir pagando este punto.com otros muchos años más. Pilates del Calibre siempre va a estar aquí, madurando bien como los añejos, con su forma extraña de hacer las cosas y por mucho que rebautice esto como El Calibre de Toe... este fanzine virtual siempre será el mismo.
Por último te explico porque ilustro este post con una foto de Zahara. El viernes pasado acudí al gran concierto de esta artista. Es la primera artista que descubrí en el blog. Le he seguido los pasos durante esta carrera de diez años. Le he visto en directo, compartido algún rato junto e incluso alguna entrevista más que freaky. El viernes pasado le hice fotos desde el foso de la Riviera. Lo que más me impresionó, lejos de vestuario molón, escenario precioso y luces exquisitas, fueron sus ojos sinceros de agradecimiento e ilusión. Así pues, querida Zahara, te copio esa mirada ahora mismo en frente de esta pantalla para escribir y certificar los diez años de esta emisión bajo el radar.


Toe

Comentarios

Entradas populares de este blog

El WIC, un brote de mala hierba en un cráter de Saturno

No soy un fotógrafo profesional

Junior en Junio